Por qué en México le decimos “michis” a los gatos

Últimamente es común decirle a los gatos “michis” para referirnos de manera tierna a los compañeros de vida de muchas personas amantes de estos felinos. El origen de esta palabra viene de lenguas indígenas de México, en maya por ejemplo se le dice “Miis”, en purepecha “Misitu”, los rarámuris les dicen “miisi” y la más cercana es “mixi” en Otomí.

Al mismo tiempo, se dice que los indígenas incas escucharon que los españoles llamaban a los gatos con un “mishi, mishi” y creyeron que ese era su nombre. La palabra en quechua que le asignaron a los gatos fue “michis”.

Los gatos domésticos son provenientes del antiguo Egipto, en el 3 mil A.C. Llegaron a América con los primeros colonos, ellos eligieron a los gatos como compañeros de viaje por su habilidad para deshacerse de las ratas y ratones que solían abordar en los viajes y llegaban a estropear las provisiones con las que contaban. El primer registro que se tiene de un gato en Estados Unidos fue Belle, un gato atigrado de color rojizo.

Históricamente el gato ha sido un animal muy venerado, desde los egipcios se domesticó con la intención de que acabaran con la plaga de las ratas de las cosechas, por lo que se ganó el respeto y admiración de los egipcios hasta convertirlo en un dios que protegía a la familia. Se elevó al rango de Tótem y entró al panteón de los dioses egipcios.

En el México prehispánico gozaban de especial trato, pues estaban vinculados a las divinidades del inframundo, los cielos, la adivinación, hasta hoy en día es uno de los animales de compañía favoritos de las personas.

También lee: Esta es la multa en CDMX por traer a tu perro en el auto

El ocelote (leopardus pardalis) era un felino sagrado por las civilizaciones prehispánicas, era representado en el arte por pinturas y figuras de diversos materiales. Para los mayas simbolizaba sacrificio, guerra y liderazgo, fue representado en los murales de Bonampak y es conocido que los guerreros solían usar las pieles de este felino en representación de fortaleza.

Actualmente se encuentra catalogado como un animal en peligro de extinción, en México abarca de las planicies costeras del Pacífico y del Golfo de México a la Península de Yucatán.

El jaguar era uno de los felinos más importantes dentro de la cosmovisión prehispánica, los olmecas representaban a los hombres con rasgos felinos. En Teotihuacán era un animal muy común y simbolizaban la noche y era el nahual de los hombres mas importantes como el gobernante o los sacerdotes.

Otro de los animales venerados en la época prehispánica es el perro, pues se creía que este ayudaba a su amo en el camino y auxilio para cruzar el río del inframundo llamado “apanohuaia”. “itzcuintli” lo llamaban los nahuas, estaba relacionado con la lealtad, protección y era muy respetado. Se creía que si la persona que moría había tratado mal a los perros no podría cruzar y jamás alcanzaría el descanso eterno.

De acuerdo con información del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), Luna y Coco son los nombres mas populares para los gatos hembras y machos en México, 3 de cada 10 son de raza mestiza, seguidos de los americano de pelo corto, europeos de pelo corto, Bombay y azul ruso. 15% de los hogares que tienen mascotas, son gatos, es decir unos 3 millones en todo el país.


Leído 244