Los primeros humanos de 150 años llegarán en este siglo

En las últimas décadas, la esperanza de vida ha aumentado de forma dramática alrededor del mundo.

En promedio, una persona nacida en 1960, el primer año que Naciones Unidas empezó a recoger datos globales, tenía una esperanza de vida de 52.5 años. Hoy en día, la media es de 72 años.

La conclusión natural es que tanto los milagros de la medicina moderna y las iniciativas de salud pública nos ayudan a vivir mucho más que antes ¿Qué pasaría si pudiéramos prolongar la vida más y más?

En la comunidad científica ha sido muy debatido el tema de vivir por más tiempo, e inclusive ha causado interés el hecho de investigar en animales sobre posibles condiciones en las que estos pueden conservarse o rejuvenecer para mantenerse jóvenes, sin embargo no ha habido un resultado contundente que nos afirme que esto sea posible, hasta ahora.

Recientemente fue publicado un estudio que describe que los humanos somos capaces de vivir al menos hasta los 130 años, aunque llegar a esta edad sigue pareciendo un reto y la gran mayoría no sería capaz, no hay un límite teórico que nos impida lograrlo.

También lee: Así será el rostro de los seres humanos en un millón de años

En el estudio fueron analizados datos de supercentenarios y semi-supercentenarios, es decir, personas que habían alcanzado vivir más de 110 y 105 años, respectivamente, residentes de Francia e Italia, y fueron arrojados resultados muy curiosos al mostrarnos que como ya sabemos con el paso de los años es menor la probabilidad de seguir con vida, ya pasados los 110 años, la probabilidad se ajusta casi en un 49%, por lo que menciona el autor a esto «Más allá de los 110 años, uno puede pensar que vivir un año más es casi como lanzar una moneda al aire, si sale cara, entonces vives hasta tu próximo cumpleaños, y si no, morirás en algún momento dentro del próximo año”.

También se menciona que las personas que llegan a encontrarse en estas edades son en su mayoría mujeres y en la comunidad francesa si hay una menor probabilidad de que los hombres asciendan a esa edad con respecto de las mujeres, los italianos manejan la misma probabilidad en ambos sexos.

Es probable que utilizando una mayor cantidad de datos y habiendo paridad en el género pudiera haber un resultado distinto, sin embargo hasta no trabajar con aquellos datos, es notable que su trabajo muestra que el límite de vida es superior a los 130 años e incluso más si este se extrapola en los datos de los pacientes utilizados, sin embargo esta ausencia de un límite en la mortalidad únicamente ha sucedido teóricamente, se piensa que las próximas generaciones sean capaces de vivir por más tiempo aumentando la esperanza de vida, aunque se desconoce cuánto será el aumento de ésta, es coherente pensar que sea paulatino y con diferentes probabilidades.

La información presentada fue publicada en un artículo de la revista Royal Society Open Science.


Leído 447