El jugador del Atlas robaba tenis en el vestidor del Manchester United para alimentar a su familia

Ravel Morrison, exjugador del Atlas y quien en su momento fue catalogado como una de las mayores promesas del fútbol mundial, reveló que durante su paso por las filas juveniles del Manchester United robaba los tenis de las estrellas del primer equipo para ganar dinero y así alimentar a su familia. "Obviamente tenía un salario de juvenil, obviamente era joven. Y luego solías conseguir como 250 libras esterlinas por un par de tachones; tomas dos pares de botas y obtienes 500 libras. Llegas a casa y luego le compras a tu familia comida china o algo así, dijo Morrison a Rio Ferdinand en el podcast del exdefensor.

También puedes leer: Memo Ochoa a 17 años de su debut

Morrison, también confesó que en una ocasión lo corrieron del vestuario al descubrirlo robando los botines del propio Ferdinand. Durante la estancia de Ravel en los Red Devils el mítico entrenador, Sir Alex Ferguson, lo consideró como el mejor futbolista que jamás haya visto; sin embargo su carrera jamás despegó. El propio estratega envió un mensaje para Morrison en el podcast."Rio, mi primera y última impresión de Ravel cuando era joven fue que siempre ha tenido tiempo y espacio. Siempre disponible para estar al tanto. Tan inusual para un chico de su edad [...] Otra cosa de Ravel que siempre he atesorado, que ningún otro jugador que debutó lo hizo, después del primer partido en el primer equipo que jugó, a la mañana siguiente vino a mi oficina y me dio una carta agradeciéndome por darle su debut. Estaba atónito.

El chico tenía buen corazón. Fue golpeado por sus antecedentes". Al respecto Morrison respondió: "Te toca, ¿sabes a qué me refiero? Porque si pudiera retroceder en el tiempo cambiaría el 90 por ciento de mi vida". Ravel juega actualmente en el ADO Den Haag de Holanda y desde su salida del United ha pasado por 10 equipos: West Ham Birmingham, Queens Park Rangers, Cardiff City, Lazio, Atlas, Ostersunds FK, Sheffield United, Middlesbrough y el mencionado ADO Den Haag.


Leído 284