Querétaro: De la conspiración a la desolación

El sábado 5 de marzo de 2022 quedará marcado en las paginas de la historia del deporte mexicano, como uno d ellos pasajes más negros en tiempos modernos, demasiadas crónicas se han hecho al respecto, los medios se agolpan a las a fueras del hospital general para “cazar la nota” y los dirigentes, representantes, vocero y demás autoridades se pasan la bolita unos a otros.

“La Conspiración de Querétaro” fue el nombre dado al movimiento clandestino que precedió al movimiento independentista en 1810, pero hoy… La conspiración poco o nada tiene que ver con la libertad, puesto que… ¿Cómo podrías sentirte libre de disfrutar un espectáculo ante los hechos?

El gobernador de Querétaro, Mauricio Kuri, emitió el domingo por la mañana, un discurso casi como de película de ciencia ficción, en el cual y citamos: “Yo me quiero dirigir a ti, criminal, no me importa donde estes, donde hayas nacido o donde te estés escondiendo, voy a dar contigo, lo que hiciste ayer lastimo y ofendió a todas las familias queretanas y de todo el país”, pero, para sorpresa de nadie, 48 horas después de lo ocurrido, aún no hay un solo detenido.


Por su parte, Adolfo Ríos, presidente del Querétaro Futbol Club, declaró ante el medio ESPN: “Nosotros como club no vamos a evadir la responsabilidad, ya se levantaron actas de denuncia, precisamente para buscar a los culpables, pero, en ese sentido, es una situación que se ha presentado en otros estadios […] si más adelante sucediera y ojalá nunca suceda más, no van a estar desafiliando a los equipos por situaciones que suceden con delincuentes”, a pesar, de que es de conocimiento publico que muchas directivas en el futbol mexicano, no solo permiten el acceso de las llamadas “Barras Bravas”, sino, que inclusive les costean los viajes a otros estados e incluso les pagan como si de un trabajo se tratase.


Hasta el momento, las cifras oficiales se mantienen en 26 lesionados de consideración, de los cuales, 21 ya fueron dados de alta y 5 se mantienen en el hospital general de Querétaro, de entre los cuales, 1 se reporta en estado delicado e inclusive se encuentra intubado, por su parte, la fiscalía general de Querétaro tan solo ha girado 15 órdenes de aprehensión.

Ante este panorama las preguntas surgen: ¿Realmente no hay ningún fallecido luego de lo visto en redes sociales y transmisión del partido?, ¿De dónde o cómo introdujeron las armas para agredirse entre sí?, ¿Realmente las autoridades llámese policía, llámese seguridad privada, ayudaron a que se desatara el pleito?, ¿La desafiliación de Querétaro es realmente la solución?

Interrogantes, una tras de otra, sin embargo, la respuesta que tenemos los mexicanos dentro del cajón es el clásico: “aquí no paso nada, nadie vio nada y que sigua la yunta andando”, así que… ruede la pelota y se derrame la sangre, ahora resulta que los partidos de futbol deben ser custodiados por la guardia nacional o por el ejército, solo porque los intereses oscuros del futbol no pueden mantener a raya a sus lacayos.

Narcotráfico, desestabilización política, intereses económicos, negligencia, etc. Absolutamente todo entra en las teorías, pero, nada sale bien parado de aquella tarde en la corregidora, ante la oportunidad de marcar un “antes y después”, quizá y solo quizá todo siga igual que siempre.


Leído 357