Hooters está cerrando decenas de locales por culpa de los millennials

¿El declive de los "Breastaurants"? La cadena se enfrenta al fuerte cambio de preferencias de los consumidores GenY y las mujeres.

Hooters es otra cadena de restaurantes en Estados Unidos que está recortando a las sucursales menos exitosas. Según CNN, la marca adjudicó estas clausuras a difíciles desafíos económicos, incluido el aumento de los costos de los alimentos y la mano de obra.

La compañía no publicó una lista de ubicaciones afectadas ni un número específico. Sin embargo, han cerrado sus puertas decenas de ubicaciones en Florida, Kentucky, Rhode Island, Texas y Virginia. Un portavoz de la marca dijo que Hooters “sigue siendo muy resistente y relevante” por su línea de alimentos congelados y sus tiendas en el extranjero.

Hooters, una marca de 41 años, tiene alrededor de 300 ubicaciones en todo el mundo, una disminución de casi el 12% desde 2018, según Technomic.

¿El fin de los “breastaurants” como Hooters?

De acuerdo con un reporte de la revista Business Insider, el número de locales en Norteamérica cayó un 7%, mientras que las ventas se han mantenido estancadas. La revista señala que la caída se debería a que el público millennial y las mujeres se sienten cada vez menos atraídas al concepto de los breastaurants. Este concepto abarca a los restaurantes que requiere que las meseras estén escasamente vestidas. El término data de principios de la década de 1990.

Te recomendamos: Hooters y sus uniformes diminutos, ¿Falsa moral?

Los millennials, que representan la parte más significativa de la población económica, no se sienten tan atraídos por el concepto como generaciones anteriores.

¿Es necesario rebrandear la marca?

Hooters ha enfrentado críticas y desafíos debido a su enfoque en un ambiente que algunos consideran pasado de moda o en desacuerdo con normas sociales contemporáneas. Además, la percepción sobre lo que constituye una experiencia de comedor atractiva ha cambiado, con una preferencia creciente por establecimientos que ofrecen conveniencia y un ambiente menos cargado sexualmente?.

Mientras Hooters intenta adaptarse renovando locales y mejorando la experiencia del cliente, la marca aún enfrenta el reto de alinearse con las expectativas modernas sin perder su identidad distintiva. El futuro de Hooters dependerá de su capacidad para navegar estos cambios culturales manteniendo su base de clientes leales.


Leído 568