¿Por qué nos gustan tanto las Bubs? | La ciencia te lo explica

Ya sean melones o limoncitos, blancos nieve o morenos fuego, con piercings o sin ellos, en brasier o completamente sueltos, lo cierto es que, los senos femeninos han sido fuente de inspiración para aventuras idílicas y también el punto de perdición para los más mirones… y antes de que nos tachen de machistas objetivistas del cuerpo femenino, este articulo va también para las mujeres, independientemente de su preferencia sexual, los senos tienen algo que está muy bien.

Como en la mayoría de las especies animales mamíferas, los senos cumplen una función especial, la cual, es facilitar la alimentación de los bebés de temprana edad, por supuesto, debido al hecho de que son completamente incapaces de ingerir cualquier otro alimento y, en un sentido aún más estricto, son simples “bolsas cárnicas” rellenas de grasa corporal repletas de terminaciones nerviosas, visto de este modo quizá pierden su encanto, pero… ¿y si te contamos que vivimos enamorados de los senos?

En 2014, el neurocientífico Larry Young, quien también es director del Center for Translational Social Neuroscience de la Emory University – Atlanta, en compañía de Brian R. Alexander, periodista con una larga trayectoria en la divulgación de la ciencia, galardonado con el Premio John Bartlow Martin de periodismo de interés público administrado por la Escuela de Periodismo Medill de la Universidad de Northwestern – Illinois.

Publicaron el libro: “The Chemistry Between Us: Love, Sex, and the Science of Attraction”, en dónde explican la relevancia que tienen los senos femeninos, tanto para hombres como para las mujeres mismas, ya que, establecen que la fascinación con esta parte del cuerpo femenino tiene un fundamento neuroquímico y radica en la relación que existe entre el bebé y la madre durante el proceso de lactancia, en dónde, se libera oxitocina, la cual, es sintetizada en el hipotálamo y siendo liberada en la neurohipófisis, que a su vez, es responsable de forjar lazos emocionales y psicobiológicos en el proceso del enamoramiento.


También puedes leer: "¿Tropezaste de nuevo con la misma piedra? | Somos adictos REALES a nuestras exparejas"


Aunado a esto, Roy Levin, quien es un elemento destacado del Departamento de ciencias biomédicas de la Universidad de Sheffield – Reino unido, entrevistó a 153 mujeres respecto al tema de los senos y su impacto-percepción social, de dichas entrevistas se pudo rescatar que el 82% de las entrevistadas aseguraron abiertamente que la estimulación de sus senos les excitaba y otorgaba placer sexual, por otro lado, el 60% de ese mismo grupo declaró que ellas mismas pedían a sus parejas explícitamente ese tipo de estimulación durante el acto sexual.

Entonces ya lo sabes, no se trata de que tan grandes o “estéticos” sean, como en el amor: “siempre hay un roto para un descocido”, en esto podemos asegurar que siempre habrá alguien enamorado de tus senos, ni más, ni menos, tal cual son. ¿Te convence la explicación científica?, ¿Consideras que los senos femeninos son indispensables en las relaciones humanas?, déjanos tus comentarios y por supuesto cuéntanos sobre que otras curiosidades te gustaría saber más.

JR Brindiz


Leído 649