CYR - Smashing Pumpkins

Cyr es un álbum de The Smashing Pumpkins, el que da continuidad en el tiempo a Shiny and oh so bright, Vol. 1 / LP: No past. No future. No sun (2018). En formato doble con 20 pistas, con la titular y The colour of love como primeros anticipos. Dan continuidad Confessions of a dopamine addict, Wrath, Anno Satana y Birch grove.

Fue en el 2018 que los Smashing Pumpkins decidieron juntarse tres de los cuatro originales, Billy Corgan hizo las paces con James Iha (quien vive una doble vida junto con A Perfect Circle) y Jimmy Chamberlin, la que no fue requerida y por mil problemas que se supieron después fue la rubia D’Arcy Wretzky. 

De esta reunión se dio el fruto del disco Shiny Oh So Bright, Vol. 1 / LP. No Past. No Future. No Sun. El cual los regresó a las listas de popularidad pero sobretodo los reencontró con su público, los cuales seamos honestos, fuimos ahuyentados por años con discos terribles como Oceanía o los discos solistas de Corgan. Salieron rolas muy buenas como “Solara” y “Silvery Sometimes”, pero a pesar de ser un EP, tenía momentos tediosos. Dos años después, Corgan anunció la salida de más música, por fin un disco completo y no solo eso, siguiendo la fórmula del mítico Mellon Collie And The Infinite Sadness, en formato doble.

Obviamente nos emocionamos, más cuando salieron de golpe los primeros sencillos “Cyr” y “The Colour Of The Love”. Dos canciones que mostraban una faceta diferente, con sintetizadores y bailables, pero de gran calidad. Luego toros dos sencillos, (porque disco de 20 temas) y posiblemente las dos mejores del nuevo álbum, “Ramona” y “Wyttch”.

El disco titulado Cyr, es largo para tener en formato digital, un grave problema hoy en día y más cuando por la pandemia es difícil ir a comprar tu disco a una tienda convencional, solo queda lo online pero también hagamos la reflexión, ya no estamos en los años de que salía algo nuevo e ibas a correr a la tienda, ahora hay más precaución, los discos ya empiezan a ser artículos de colección y no quieres comprar uno por solo dos o tres canciones, a menos que sea fan from hell de The Smashing Pumpkins.

El álbum por momentos tiene influencia de New Order, un poco de dreampop por aquí y un tanto de baile por acá.


Leído 345