Lectores de baño “Leer y obrar”

Algunos tienen un sillón orejero, otros prefieren la mecedora o una banca en el parque. Pero son muchísimos los que consideran que el trono de su cuarto de baño es la butaca idónea para disfrutar de la lectura.

Según el sitio magazinediscountcenter, el promedio que las personas pasan en el baño al día es de 30 minutos, pero el 37% de mujeres y un 15% de hombres pueden pasar más de una hora en el cagadero. Una vez ahí, el 63% de las personas lee libros, revistas y periódicos mientras están en el cuarto de baño. Y el 75% lee algo en sus teléfonos móviles.

No es hora de mirar para otro lado y decir que tu no eres de esos. Por alguna razón el cuarto de baño es uno de esos lugares, que además de proporcionarte asiento, te da esos minutos de tranquilidad y evasión que muchas veces es necesario, por no decir concentración.

Por esta razón somos significativamente más propensos a leer en el baño, las revistas son los materiales que más frecuentemente se lee, pero no hay que perder de vista otros textos que aparecen en libros, periódicos, dispositivos móviles y en casos desesperados hasta etiquetas del champú.

Por otro lado el comportamiento de las personas y sus teléfonos móviles en el baño, un 67% dice que lee textos a través de ellos, un 63% que responde a una llamada, el 42% que lee el correo electrónicos, el 38% navega por Internet, también un 38% que utiliza las aplicaciones de su dispositivo y un 29% utiliza las redes sociales.

En cuanto a lecturas en el baño hay bastante diferencia entre las “lecturas de cabecera” de los hombres y de las mujeres. El 38% de los hombres prefiere “leer” revistas eróticas, biografías deportivas (36%), novela negra (24%), revistas para hombres (18%), crímenes en la vida real (13%) y revistas de jardinería (9%). Mientras, un 38% de las mujeres prefieren leer revistas de interiores, novelas románticas (27%), revistas del corazón (21%), revistas de moda (12%), revistas de bebés (6%) y revistas de jardinería (3%).

Pero hay que tener cuidado, la lectura en el baño te puede pasar factura. Si estás demasiado tiempo sentado en el inodoro pueden llegar a aparecer las hemorroides, para lo cual se aconseja (si lo que quieres es leer en el cuarto de baño) poner la tapa del inodoro y sentarte como en una silla. Pero no solo entre hemorroides anda el juego… también existe la contaminación microbiana, la cual no habría mucho peligro si tu lectura es en papel ya que estos sobreviven pocos minutos en un periódico, por ejemplo, pero si tu lectura es en plástico (como por ejemplo móviles o eReaders) debes saber que pueden vivir los microbios ahí varias horas. Piensa esto a la hora de elegir formato y dispositivo para ir al baño.

Ahora bien… habría que tener en cuenta que hay muchas posibilidades que alguien tenga una conversación con otra estando una de ellas en el cuarto de baño, e incluso que felicite el cumpleaños o mande invitaciones de juegos de Facebook. También habría que tener en cuenta que la noticia que un amigo o compañero te da por la calle o en tu trabajo puede que haya salido de una lectura previa en el baño. Por último lanzamos el reto #EntraAlBañoSinCelular nosotros creemos que es un reto imposible. ¿Te rifas?


Leído 156