Denuncian daño patrimonial y ecológico en zona de San Ángel

Vecinos del polígono integrado por San Angel, San Angel Inn y Tlacopac denunciaron el daño patrimonial y ecológico en la zona, por la omisión de las autoridades del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) y la Alcaldía de Álvaro Obregón, el cual es derivado del cambio de tuberías y bacheo realizado en la demarcación desde hace dos años, mismo que se ha acentuado durante los últimos meses.

Desde el pasado 7 de julio, los vecinos encabezados por Josefina Mac Gregor, Presidenta de la Unión de Colonos, y los representantes de la Comisión de Participación Ciudadana de San Angel (COPACOS) Francisco Escamilla, Fátima Cabañas y Elba Correa en representación de los habitantes de la zona, denunciaron con material gráfico ante la dirección del INAH, la Secretaria de Cultura del gobierno federal y la propia Alcaldía de Álvaro Obregón; el daño ocasionado por la destrucción y el deficiente cambio de empedrado en la demarcación, la cual está protegida por la declaratoria de Patrimonio Tangible e Intangible de la Ciudad de México y están dentro de la Zona de Monumentos Históricos (perímetros A y B). El empedrado es parte del patrimonio protegido. 

La denuncia anexaba documentos con la técnica correcta de reparación y restitución del material que había sido indicada por el mismo INAH desde el 2004. El adecuado cambio de empedrado requiere de una técnica especializada para la conservación y mantenimiento del patrimonio, la cual está siendo ignorada por la Alcaldía de Álvaro Obregón y desafortunadamente el INAH no ha obligado a la alcaldía a detener los trabajos y corregir dicha situación.

Tal como se puede evidenciar en las imágenes de los trabajos realizados en la demarcación,  al día de hoy, la autoridad ha hecho caso omiso de dichas técnicas, lo cual está generando la destrucción de la zona y un gran daño al empedrado y por consiguiente al patrimonio de la ciudad. Este se ha deteriorado por las diversas intervenciones, resultado de las constantes reparaciones de fugas de agua o cambio de tuberías, bacheo o instalaciones subterráneas. La técnica de restitución del empedrado se ha viciado a tal grado, que hoy se retiran las piedras o recintos y los sustituyen por parches de cemento o asfalto.

Posterior a la denuncia realizada el 7 de julio, el pasado 11 de agosto se llevó a cabo una nueva reunión convocada por el INAH, en la que se acordó un trabajo conjunto de INAH, Alcaldía y vecinos de la zona para aplicar técnica correcta, sin embargo el acuerdo quedó solo en palabras porque las reparaciones de la alcaldía continúan sin seguir técnica correcta, utilizando no sólo cemento, sino también revolvedora y aplicando los mismos errores haciendo que hoy ya estén dañados los trabajos concluidos hace un par de semanas.

El empedrado se ha conservado por siglos aportando diversos elementos positivos: 1) constituye parte de la memoria histórica de la ciudad.  2)  Permite la conservación de técnicas utilizadas por siglos para el desarrollo de vías.  3) Constituye un elemento positivo en términos de filtración de agua, disminución de la temperatura ambiental y control de inundaciones.

Finalmente el pasado 10 de septiembre, los vecinos volvieron a reunirse para una visita de campo y revisión de la zona con las autoridades de AAO responsables de los trabajos de empedrado y especialistas del INAH para pedirles nuevamente que detengan el mal trabajo que están haciendo, se suspendan los trabajos actuales, se corrija lo mal realizado y lo realicen apegados a la técnica tradicional pues de continuar ignorando el proceso correcto, el daño que están provocando podría ser irreversible, a la vez que se están tirando y desperdiciando los recursos de la demarcación. Reuniones van, reuniones vienen y las autoridades no toman acciones concretas para revertir el daño.

Imagen

Durante dicha visita se identificó que:

-La muestra hecha por la Alcaldía no había sido aprobada por el INAH por estar mal hecha y, a pesar de ello, la Alcaldía intervino el 90% de las reparaciones del empedrado de San Ángel con la técnica equivocada.

-Los trabajos terminados en las últimas semanas ya están seriamente dañados. 

-No es cierto que la mayoría del empedrado está cementado como afirma la Alcaldía, hay muchos tramos importantes que perduran con la técnica original.

-La Alcaldía deberá corregir y repetir los trabajos.

Estos son los 5 pasos esenciales de conservación del empedrado en términos de reparaciones y mantenimiento:

1. Se debe hacer una base de tepetate muy compactada con pisón para evitar los hundimientos y pérdida de material resultantes de la circulación de vehículos.

2. Toda Piedra bola o roca debe estar colocada con su radio mayor en posición vertical con el fin de que el peso de los vehículos permita una fijación firma de la misma a la base al enterrarse (efecto de cuña).  Cualquier otro tipo de colocación hará que la piedra se balancee y afloje y terminará por generar baches y perder material como está sucediendo en toda la zona.

3. Las piedras deben ir en contacto unas con otras, muy pegadas para que se den soporte entre ellas y no tengan juego. 

4. La piedra, por su forma natural, no es regular.  Por lo tanto, los espacios que queden entre ellas deberán rellenarse con arena para facilitar la permeabilidad.  Recordemos que otra de las funciones del empedrado es la filtración del agua que provoca muchos efectos positivos tanto ambientales como es el caso de la disminución de la temperatura ambiental, como de control de inundaciones.

5. Nunca se debe usar cemento porque la piedra bola es lisa y la adherencia es muy baja. Tampoco debe mezclarse arena con cemento porque esto es un aglutinante y no un adhesivo.


Leído 161