Así fue la cena que tuvo Freddie Mercury con Michael Jackson

Freddie Mercury y Michael Jackson se admiraban mutuamente, Michael iba regularmente a ver los conciertos de Queen en LA y en una de esas ocasiones, Michael invitó a cenar al frontman de Queen "Supongo que le gustábamos, recuerdo haber ido a cenar con él. Pienso que ahora sólo está en su casa. No le gusta salir. Es lo que dice. Él dice que lo que sea que quiera lo puede tener en su hogar … todo lo que quiere sólo lo compra”, comentó Mercury, a quien le llamaba la atención que el rey del pop no saliera de su casa y estuviera en constante confinamiento, Mercury comentó que tal vez era porque el había comenzado en el mundo de la música desde muy pequeño.

"Sé que ese no soy yo … quizás es por que inició cuando era muy joven … cuando lo piensas, cuando hablo con él y pienso que tiene 25 y yo 37, aun así, ha estado en el negocio por más tiempo ya que inició cuando era muy joven”. Fue durante 1983 cuando ambos ya eran megaestrellas del pop y el rock y las multitudes de los idolatraban que decidieron juntarse en un mismo estudio de grabación y hacer magia con su música y grabaron varios temas.

Hay tres teorías de por qué su amistad terminó; una apunta a que Michael encontró a Freddie Mercury en su  baño inyectándose heroína y consumiendo cocaína, situación que desagradó a Michael.

También puedes leer: El día que Maradona conoció a Freddie Mercury

Otra teoría afirma que las excentricidades de Michael durante la grabación de los sencillos fueron las que espantaron a Mercury, y la última versión por la que se distanciaron fue por culpa del chimpancé de Jackson, ya que él quería que su mascota lo acompañara mientras grababan, y a Freddie no le parecía, así que salió enfurecido y dejó el estudio además de la canción "There Must Be More To Life Than This" incompleta y que gracias a  la magia de la tecnología podemos disfrutar a continuación:

Freddie Mercury se enojó muchísimo porque Michael Jackson hizo que ‘Bubbles’ se sentara entre los dos y entre grabación y grabación se giraba para preguntarle: “¿Crees que eso ha estado bien?, ¿Deberíamos repetirlo?”. Después de unos días siguiendo el mismo patrón, Freddie Mercury simplemente no aguantó más y explotó, porque no pensaba cantar con un mono sentado a su lado cada noche".

Freddie visitaba casi siempre a Michael en su casa y acordaron grabar una canción juntos que sería incluida en el álbum “Mr. Bad Guy”, el trabajo solista de Mercury de 1985, y como era de esperar la voz de Michael Jackson no figuró.


Leído 288