Mon Laferte “entra” a la cárcel

La cantante lanza hoy “La Mujer” a dueto con Gloria Trevi

Por @vicentegtz     

La cantante Mon Laferte se unió al programa Cultura Comunitaria con el programa “Diálogos entre creadoras: taller de composición literaria y musical” en el Centro de Reinserción Social (CERESO) femenil de Ciudad Obregón, Sonora.

La compositora, cantante y activista chilena Mon Laferte trabaja vía remota esta colaboración donde se desarrollarán composiciones literarias y musicales.

“La iniciativa, que cuenta con el apoyo de la Secretaría de Seguridad Pública, así como del Sistema Estatal penitenciario, ambos del estado de Sonora, permitirá que la artista intercambie virtualmente experiencias y conocimientos en composición musical con 30 mujeres, poetas y cuentistas, además de cinco hombres raperos, personas que se encuentran privadas de la libertad, o en proceso de reinserción social y que participan activamente en el proyecto cultural integral “La letra escarlata”, el cual forma parte del programa Cultura Comunitaria desde el 2019”, señaló la Secretaría de Cultura federal.

También puedes leer: ¿Quién carajos es Mon Laferte?

“La letra escarlata” es coordinado por la artista, docente y gestora Mara Romero García, cuenta con 15 años de experiencia en CERESOS del estado de Sonora con el desarrollo de talleres de creación literaria, teatro, música, danza y actividades diversas como cineclub y club de lectura. Las y los participantes del taller de creación literaria han sido acreedores a tres premios nacionales y tres estatales en poesía y cuento.

Mon Laferte se conectó de manera virtual, contó que ella, al igual que las y los participantes del taller, inició sin saber tocar un instrumento, pero escribiendo todos sus sentimientos, “una forma muy artesanal de hacer canciones”, y añadió que no hay una fórmula para hacer canciones, pero sí puede compartir algunas herramientas y su experiencia.

En la primera sesión del taller, a modo de ejercicio práctico, las y los asistentes escribieron una carta libre y espontánea en la cual plasmaron su sentir, con ella hicieron una estrofa para “contar una historia, abrir nuestro corazón y utilizar la canción de una manera terapéutica”, aconsejó Mon Laferte. El resultado de la iniciativa se puede ver AQUÍ


Leído 191