La primera generación de CD comienza a descomponerse

Los primeros CD se presentaron en Alemania en 1982 de la mano de Philips y poco después otros fabricantes comenzaron a lanzar sus propias versiones. Hasta hoy, que ya apenas se usan los CD y todo o gran parte lo almacenamos en la nube o en dispositivos de almacenamiento digitales. Pero está ocurriendo algo que muchos no vieron venir: esta primera generación de CD está comenzando a descomponerse.

Los CD no son eternos por supuesto, pero impacta que los primeros estén muriendo tras solamente 36 años de vida útil y con un uso no forzado. Y esto a su vez supone un peligro muy importante: cientos de miles, si no millones de documentos, se perderán para siempre. Esto es algo que no ocurriría con los medios de almacenamiento digitales o en la nube: si algo desaparece de un sitio, sigue estando en otros tantos; en cambio, es probable que se pierdan millones de documentos únicos almacenados en CD debido a este problema.

También puedes leer: Los Rolling Stones lanzarán una colección de 15 vinilos

Y la única forma de solucionar esto es poner los datos a salvo antes de que comiencen a fallas las unidades de almacenamiento físico, pues cuando el proceso de descomposición haya comenzado no hay nada que hacer. Por lo tanto, si no quieres perder tu información o los juegos o programas por los que pagaste hace 20 años, más te vale comenzar a realizar la digitalización de esos datos, como ya hemos explicado.

La cuestión está principalmente en que a pesar de que los CD almacenan la información del mismo modo, no todos están fabricados igual y, más importante aún, con los mismos materiales. Algunos estarían preparados para durar tan solo 25 años; otros, en cambio, lo harían durante 500 o 700. Y predecir la duración de vida útil es muy complicado, por lo que no se puede determinar.

La Biblioteca del Congreso de los Estados Unidos de América ya hizo un estudio de esto en 2009 y concluyó que algunos CD estaban preparados literalmente para seguir vivos hasta el siglo XXVIII, muy lejos de los que están comenzando a descomponerse tras solamente unas pocas décadas.

El mismo estudio afirma que en ciertas condiciones de humedad y temperatura (concretamente a 5 grados y 30% de humedad relativa) su vida útil se multiplica por 25. Esto es, un disco del 2000 diseñado para aguantar hasta el 2025, bajo estas condiciones, aguantará aproximadamente hasta el siglo XXVII.

Por lo tanto, si quieres conservar tus CD, o los digitalizas, o no te queda más remedio que guardarlos en el refri, literalmente, donde podemos recrear unas condiciones ideales para mantener al máximo estos dispositivos.


Leído 646