“¿Más fácil? ¡IMPOSIBLE!”: Escorts en Twitter, para todos los gustos y riesgos

Para nadie es un secreto que la prostitución (“el oficio más antiguo del mundo”), es una de las practicas más recurrentes en cualquier sociedad del mundo, sin importar idiomas, culturas, religiones y mucho menos jerarquías o dogmas sociales, puesto que, las relaciones sexuales son contempladas casi como una necesidad biológica inherente a la vida humana, al mismo nivel de comer y respirar (aunque las personas asexuales demuestran lo contrario).

Lo cierto es que, el sexo, a pesar de los avances tecnológicos, científicos, psicológicos y en cualquier ámbito, sigue siendo la pináculo preponderante y central de múltiples actividades humanas, ya que, está presente en la música, el cine, la economía y por supuesto el arte mismo, frases del tipo “No te la vas a coger” o “jalan más un par de tetas”, son muestra de que ten arraigado y preciado es el sexo para las sociedades, no solo actuales, sino, básicamente desde la existencia misma del “homosapiens”.

SÍ, tener sexo es el fin de muchas de nuestras actividades, nuestras conductas mayormente están influenciadas por esta practica corporal, pero… ¿es muy difícil conseguir sexo en nuestros días?, pues bien, al paso de los años la tendencia mundial es el “distanciamiento social”, sin tomar en cuenta lo que recientemente atravesamos con la pandemia del COVID-19, que en efecto lo potencio, sino en general, gracias a nuestra necesidad y necedad de digitalizar absolutamente todo, básicamente ya es “innecesario” salir de nuestras casas para llevar una vida “normal”.

*el sexo está en todos lados aunque no lo practiques y esta rola lo comprueba*

Desde la telemedicina, hasta servicios de comida y compras generales a domicilio, el “distanciamiento social”, apunta a ser el futuro de las (irónicamente) de las relaciones humanas, pero… ¿qué tiene que ver todo esto con el titulo de la nota?, bueno, pues agárrate de donde puedas, porque aquí comienza nuestro descenso a lo irrisorio del tema.

Dentro de los mercados y para cualquier analista económico que se digne ser medianamente bueno, una manda máxima es “actualizarse y adaptarse a las demandas actuales del entorno para no perecer”, es decir, que ningún negocio puede actuar o trabajar de la misma forma por el resto de la eternidad, lo hemos visto con mega corporaciones y hasta con los vendedores ambulantes de la esquina, esquinas… lugar del entorno urbano en donde coloquial y popularmente se pueden encontrar prostitutas, de ahí proviene la frase “me quede esperando en la esquina como puta”.

Prostitución e internet, internet en todos lados, hasta ya hay lavadoras que se pueden conectar a internet… ¿qué es lo peor que puede pasar?, bien, actualmente para contratar a una sexoservidora ya no es necesario salir a la calle y evidentemente no hace falta buscarlas “en la esquina”, ahora, solo basta abrirse una cuenta de Twitter y buscar con “3 clics”, para encontrar un megaverso de opciones, precios y hasta nacionalidades.

Bajo el término “escort” (dama de compañía), son MILLONES los perfiles que podemos encontrar, los cuales, están enfocados a la venta de material explicito bajo demanda (fotos y vídeos), pero, por supuesto, el “plus” de dichos perfiles son los encuentros físicos, ya sea a domicilio o en un sitio determinado, ya sea simple compañía o abiertamente sexual, el punto es que, este servicio es uno de los más rentables, solicitados y por ende, más presente a través de redes sociales, no solo Twitter, pero vamos, es la red que más se presta para dicha actividad.

Solo basta con “encontrar por casualidad” un perfil de este tipo para que el algoritmo recomiende otro y otro y otro… es cuando menos “fascinante” la diversidad que se puede encontrar en este rubro, desde personas que son medianamente reservadas con sus intenciones hasta quienes sin “ningún pudor” suben una foto de sus genitales expuestos al aire libre, otras tantas juegan con su nacionalidad como su carta más fuerte en la pugna por quedarse con los clientes y otras tantas prefieren mantener una aura de “exclusividad y refinamiento” en cuanto al servicio y experiencia que son capaces de ofrecer, pero… ¿no te parece demasiado fácil?

Es decir, todo muy bonito, encuentras un perfil de tú interés y te pones en contacto ya sea por mensaje o llamada para solicitar el servicio que sea de tu agrado, pagas y agendas la cita y… ¿qué sucede después?, ¿qué tanta certeza hay de que efectivamente obtendrás lo que buscas? O cuando menos de que realmente estás hablando con quien crees qué estás hablando…

Contratar una escort en Twitter es fácil, lo difícil y peligroso es el precio realmente pactado que nadie menciona y que evidentemente  la calentura nos hace obviar, desde fraudes fiscales del tipo “deposita tal cantidad a tal cuenta para comprometernos al cien”, hasta ser victima de secuestro exprés o inclusive tráfico de órganos al momento de acordar una cita, son los riesgos que quizá nos puedan hacer valorar un poco más la frase “Lo bueno nunca es fácil y lo fácil nunca es bueno”.


Si quieres profundizar más en este tipo de temas, también puedes leer: "Pornografía y autoempleo digital: ¿Por qué es tan rentable?"



En este sentido, Víctor Manuel Islas Rentería, Country Manager de ClearSale México, señala que:
 “México es el país con más riesgo de fraude por actividades de eCommerce, sobre países como Brasil y Rusia, pues el crecimiento de este delito es del 72 por ciento al año, lo que representa tres veces más rápido y peligroso que el mismo comercio electrónico”.

Aunado a esto, Isabel Miranda de Wallace, presidenta de la organización Alto al Secuestro, ha compartido datos desalentadores, ya que, tan solo en noviembre del año pasado se incrementaron en 3.6% las carpetas de investigación iniciadas por el delito de secuestro, a la par de que se presentó una disminución de 47.2% en el número de detenidos relacionados a este delito, de hecho, si la métrica se hace por cada 100,000 habitantes en noviembre del año pasado las entidades con más casos fueron: Colima; Tlaxcala; Veracruz; Sonora y Michoacán.

Así que… una escort de los millones que hay disponibles en Twitter ¿es realmente una buena inversión?, lindas de admirar… por supuesto, riesgosas… totalmente, en algún momento se podrá terminar con estas prácticas… JAMÁS, porque ya lo sabemos: “el dinero, el sexo y el poder” mueven a este insignificante mundo.

JR Brindiz

Leído 632